languages
  0
Your Cart

Your Shopping Cart is empty

Masturbación femenina

Durante muchos años la sexualidad y el placer femenino han sido reprimidos socialmente, por lo que no es raro que exista mucho desconocimiento sobre este tema a nivel popular. Apenas se habla por tanto de masturbación femenina.

Queremos romper una lanza, ya que por suerte podemos decir que existe un gran esfuerzo individual y colectivo en reeducación sexual y se fomentan ideas igualitarias en pro del placer para todos los géneros. 

Básicamente, entender que somos libres de sentir y proporcionarnos placer independientemente de nuestro género, y aquí es donde aparece la masturbación, ésta práctica consiste en proporcionarnos placer sexual mediante la auto estimulación física, y donde no es imprescindible llegar al orgasmo.

No está de más recordar que la masturbación es totalmente saludable y natural. Es una genial forma de conocer nuestro cuerpo y a nosotras mismas. Aunque pueda resultar obvio, podemos asegurar que es 100% segura, sin riesgo de embarazo o enfermedades de transmisión sexual (ETS). Por eso que, hablamos de una práctica por supuesto sin efectos secundarios

En resumidas cuentas, la masturbación es un acto completamente saludable que nos brinda placer y que debe considerarse totalmente natural.

Actualmente tenemos disponible gran información sobre variantes, diferentes técnicas y beneficios, de estos os contaremos a continuación. Desde Secret Play queremos poner nuestro granito de arena para crear conciencia y darte una recopilación de todos los aspectos positivos de la masturbación femenina uno de los mayores actos de amor hacia una misma. Si eres hombre te ayudará a entender y saber más del placer femenino, y en cualquiera de los casos, verás esfumarse poco a poco todos esos mitos y tabúes que te han acompañado durante años en relación a la masturbación femenina.

Y es que la masturbación aporta multitud de beneficios tanto físicos como psicológicos, tanto es así que incluso se utiliza en terapia sexual y de pareja.

Los aspectos más relevantes, positivos y beneficiosos de su práctica son, entre muchos:

Disfrutar más del sexo
La práctica de la masturbación abre el apetito sexual, mejora la autoconfianza de uno mismo, sube la libido, trabaja los músculos pélvicos y prepara tu mente a experimentar nuevos placeres sexuales. Ten por seguro que además el simple hecho de conocer bien qué te gusta hace que puedas trasladar esa información a tu pareja y disfrutar más y mejor los encuentros sexuales.

Mantiene los genitales sanos
Cuando sentimos un orgasmo, el cuello del útero se abre permitiendo la liberación de bacterias que pudieran estar acumuladas, algo completamente normal, y esto hace que podamos decir que la masturbación ayuda a prevenir infecciones.

Genera felicidad
Uno de los mayores beneficios de la masturbación es el aumento de placer. Tal y como ocurre en el sexo, los orgasmos potencian la liberación de neurotransmisores, sustancias como la serotonina y la dopamina que afectan a nuestro estado anímico y hacen que sintamos placer, proporcionando el equilibrio hormonal propio de la felicidad.

Autoconocimiento
La masturbación te abre la puerta al autodescubrimiento, es una de las mejores opciones para conocernos, explorar nuestro cuerpo, descubrir nuevas sensaciones., saber lo que nos gusta, cómo nos gusta y lo que no. La masturbación hace conocer mejor a tu cuerpo y tener presente que te hace disfrutar más. Por eso la masturbación es útil para ayudar a guiar a nuestra pareja y hacerla saber de nuestros gustos. Puedes por ende hacerte llegar al orgasmo con más facilidad y al ritmo que marques, rápido o lentamente.

Alivia el dolor
Para un gran número de mujeres los síntomas de la menstruación son muy molestos y dolorosos. Sabemos lo que es, puede ayudarnos tomar un momento para respirar y enfocarse en sentir placer, incluso puede que se tenga la libido más alta esos días. Hay estudios demostrando que esta práctica, efectivamente, contribuye a la disminución del malestar.

Dormir mejor
La masturbación anticipa un mejor descanso, favorece la relajación y el bienestar. Por eso que, una vez que estés relajada y habiendo liberado tensiones es mucho más sencillo conciliar el sueño. La próxima vez que no puedas dormir, ya sabes que hacer, y es que no hay mejor forma de darte a ti misma las buenas noches.

Reduce el estrés
El estrés está vinculado con un gran tipo de trastornos: ansiedad, depresión y ataques al corazón. Mediante la masturbación se reducen los niveles de estrés de forma significativa. Uno de los beneficios que más contribuye al bienestar psicológico es el efecto relajante. Así que, la práctica de la masturbación debe tenerse en cuenta como un hábito lleno de beneficios que merece la pena poner en uso.

Mejora tu salud
Queda demostrado por gran cantidad de estudios, que fortalece el sistema inmunológico y los orgasmos pueden reducir la posibilidad de sufrir enfermedades como el cáncer y la diabetes. El aumento del flujo sanguíneo y el oxígeno que se genera al excitarnos, al igual que en el ejercicio físico, se considera positivo para la mente y la memoria. También como uso preventivo de la masturbación son liberadas algunas sustancias que aportan vitalidad importante en la prevención de la salud física. Además, podrá funcionar como terapia a mujeres que sufran, por ejemplo, de vaginismo.

Probablemente llegados a este punto ya lo sabes, sea para relajarte, para divertirte o calmar nuestro deseo sexual, la masturbación femenina tiene un mismo propósito, hacerte sentir bien y disfrutar del placer. ¡Practícala! :)